Jueza concede dudosa libertad condicional

René

Artículo redactado por Saul Landau durante su visita en Estocolmo.

la jueza federal de Miami Joan Lenard sentenció a cinco agentes cubanos a largas condenas de prisión por cometer espionaje (aunque durante el juicio no apareció evidencia alguna de espionaje). René González, de 55 años, al igual que los otros cuatro, negó haberse dedicado al espionaje o haber conspirado para cometerlo.

René será puesto en libertad el 7 de octubre. Las condiciones de Lenard exigen que René permanezca en Miami durante tres años y que funcionarios del sistema judicial lo monitoreen, y que no pueda tener contacto con terroristas.

Ninguna de las condiciones tiene sentido. Un agente cubano confeso que vive en Miami: un hombre que infiltró la organización anti-castrista Hermanos al Rescate y no pudo encontrar una compañía de seguros que le hiciera un seguro de vida. Los corredores deben estar aceptando apuestas de cuándo lo van a asesinar, no si lo van a hacer.  Los asesinos a sueldo abundan en el área.

El Departamento de Justicia ha permitido que un montón de (fanfarrones) asesinos camine por las calles de Miami y celebre cenas para recaudar fondos en su honor. El  alcalde y el concejo de Hialeah le entregaron las llaves de la ciudad a Luis Posada Carriles (conocido como el Osama bin Laden del Hemisferio Occidental), y el difunto Orlando Bosch recibió títulos honorarios de la Universidad de Miami. Documentos desclasificados por la CIA y el FBI y testimonios de los hombres que ellos contrataron para poner bombas señalan claramente la responsabilidad por el sabotaje de un avión cubano de pasajeros sobre Barbados el 6 de octubre de 1976.

Irónicamente, la jueza también prohíbe a René que se asocie con terroristas –como si él fuera a buscar la compañía de los que desean asesinarlo. Ella hubiera podido emitir una orden judicial prohibiendo a los terroristas que tuvieran cualquier contacto con René. Al menos eso hubiera mostrado que ella tiene un sentido (muy gracioso) del humor

Su orden forzando a René a vivir en Miami, o condenándolo a hacerlo, confirma la sed de sangre que circula como un virus por el sistema judicial norteamericano.

En febrero, González solicitó al tribunal que le permitiera regresar a Cuba, donde vive su familia. Mencionó el hecho, conocido por todos los adultos de Miami, que si él sale a las calles de esa ciudad probablemente se enfrente a un serio peligro contra su vida de manos de los grupos de exiliados cubanos terroristas de allí.

La semana pasada, Lenard negó la solicitud de René de cambiar sus absurdas condiciones de libertad condicional. Sí aceptó revisar esas condiciones posteriormente. ¿Después de muerto René?

¿Se habrá contaminado la jueza con la “Fiebre de Mátalo”? ¿Estará demostrando que persiste su reputación de gente dura? ¿O estará aplicando “amor duro” a los protagonistas de la libertad condicional –“vamos a ver si sobrevive a un par de intentos de asesinato y luego podemos revisar su caso”?

Con el reciente asesinato de Troy Davis por el estado de Georgia, la jueza Lenard ha dictaminado lo que equivale a una condena a muerte para René. Bueno, como dijo uno de los entusiastas seguidores de Rick Perry: “Hacen falta cojones para matar a un inocente”.

Es posible que la jueza tenga aspiraciones de alcanzar el número 1 en la lista de los peores y más crueles jueces federales de Estados Unidos. Su desempeño en el juicio de los Cinco Cubanos hace una década la hubiera hecho acreedora de premios por prejuicios –poniéndose de parte de la fiscalía en casi todas las mociones y negando un cambio de sede para los cinco agentes de la seguridad cubana que llegaron a la Florida para infiltrar y monitorear a los grupos exiliados dedicados a realizar actos violentos y terroristas en Cuba.

Lenard comprendió que la oportunidad de que un jurado declarara inocentes a agentes cubanos en Miami sería menor que la que tendría un judío de recibir un veredicto justo en Berlín bajo los nazis. En repetidas ocasiones Lenard desatendió la solicitud de la defensa de un cambio de sede, y después de que tres jueces de un panel de apelación falló a favor de ese cambio, el pleno de ese tribunal de apelaciones (nombrados por los republicanos) respaldó la decisión de la jueza.

Por supuesto, existe otra posibilidad.  Antes del juicio original, un hombre que se parecía a uno de los actores de la serie “Los Soprano” pudo haberse acercado a la jueza en un supermercado y haberle comentado lo hermosos que eran sus hijos y cómo iban a crecer y a ser muy exitosos. Y él estaba seguro de que ella haría lo correcto en el juicio. Seguramente los jurados entendieron que una declaración de inocencia de los Cinco les traería consecuencias nada perfectas, la mejor de las cuales hubiera sido que le quemaran la casa. Esas son las reglas en la “República Autónoma de Miami”.

Hace una década, un Tribunal de Apelaciones forzó a la jueza Lenard a revisar y disminuir las duras condenas dictadas contra los hombres conocidos como los Cinco de Cuba. Podría suponerse que su rencor contra René se habría aplacado para entonces. ¿O es que el mismo actor de Los Soprano se acercó a ella otra vez y le recordó de las posibles consecuencias si actuaba como un ser humano?

El Grupo de Trabajo de la ONU acerca de las Detenciones Arbitrarias e incontables grupos legales y de derechos humanos, conjuntamente con delegaciones parlamentarias y laureados con el Premio Nobel, se han unido a Amnistía Internacional para cuestionar la propia legitimidad del arresto de los Cinco y los procedimientos del tribunal de la jueza Lenard. Es más, la mayoría ha llegado a la conclusión de que el prejuicio del tribunal es un término demasiado suave para describir su conducta en el desempeño de sus funciones. Pero ella podría pasar a la historia de la judicatura –como la peor jueza de su época.

El filme de Saul Landau Por favor, que el verdadero terrorista se ponga de pie está disponible por medio deCinemalibrestore@gamail.com This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it .

fuente (inglés): http://progreso-weekly.com/2/index.php?option=com_content&view=article&id=2800:ga-judge-grants-dubious-probation&catid=34:our-pulse-florida&Itemid=53

fuente (español): http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=3851:jueza-concede-dudosa-libertad-condicional&catid=6:nuestro-pulso-florida&Itemid=2

Acerca de Jóvenes por los 5

#TROPAFreeFive Jóvenes cubanos que luchan desde las nuevas tecnologías de la información por la liberación de Gerardo González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, integrantes del grupo internacionalmente conocido como los Cinco Héroes Cubanos o los Cinco de Miami, condenados injustamente a largas penas de prisión en cárceles de Estados Unidos durante un juicio altamente politizado, por un tribunal parcializado de Miami y cuyo único delito fue defender a su pueblo de los actos terroristas organizados de manera impune desde el propio territorio norteamericano.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s